Proyectos Relaciones saludables

SITIOS RELACIONADOS

Banner
Banner
Banner
Relaciones saludables para la prevención secundaria del VIH PDF Imprimir Correo electrónico

Adaptación de la estrategia Relaciones saludables para la implementación de intervenciones de prevención secundaria en personas con VIH (PVV), de acuerdo al indicador 3.1 del Proyecto de México al Fondo Mundial

Relaciones saludables, una estrategia con evidencia de efectividad en la prevención secundaria del VIH

Relaciones saludables es una estrategia de prevención secundaria del VIH, creada entre 1997 y 1998 por el investigador estadounidense Seth Kalichman[1] [2]en una muestra de 328 hombres y mujeres con VIH, cuyo objetivo fue la reducción de conductas sexuales de riesgo en personas con VIH, desarrollada y sistematizada por el Centro Médico de la Universidad del Sureste de Texas. En la actualidad, Relaciones saludables es una estrategia de prevención secundaria implementada exitosamente con personas con VIH en los Estados Unidos y Canadá.[3]

El Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos califica a Relaciones saludables como mejor evidencia enfatizando sus efectos positivos en la población blanco: Reducción del sexo analsin protección, menos parejas sexuales sin infección por VIH, aumento del uso del condón e incremento del rechazo relaciones sexuales sin protección.[4]

En México, entre 2007 y 2008, Fátima Flores, investigadora de la UNAM, adapta por primera vez al contexto mexicano la estrategia Relaciones saludables, incorporando en la adaptación mexicana aspectos emocionales que influyen en el proceso de enfrentar la notificación y asumirse e identificarse como persona con VIH desde una perspectiva de género.[5]

 

Relaciones saludables Una breve descripción

Fundamentos teóricos

Relaciones saludables se basa en la Teoría Social Cognitiva que predice que el mejoramiento de la autoeficacia para manejar el estrés, incluyendo las situaciones que producen riesgo, lleva a respuestas afirmativas de resolución de problemas.[6]

 

¿Qué es Relaciones saludables?

Relaciones saludables es una intervención de prevención secundaria que se implementa en pequeños grupos de personas con VIH que dialogan entre sí, acerca de su propia experiencia al revelar su estatus como personas con VIH a los demás. Se enfoca en la disminución del estrés de recibir y vivir con el diagnóstico de VIH y el desarrollo de habilidades como asertividad y solución de problemas para ayudarles a tomar decisiones informadas para que las personas con VIH se asuman, identifiquen y revelen su estatus de VIH a familiares, amigos y parejas, construyendo, de este modo, expectativas positivas de autoeficacia enfocadas en el ejercicio de relaciones sexuales seguras, placenteras y saludables, a través del modelado de comportamientos y la práctica de nuevas habilidades entre pares.

 

Relaciones saludables, estrategia de prevención secundaria recomendada por México al Fondo Mundial

En 2011, en México se inicia la implementación de un Proyecto de prevención de VIH entre hombres que tienen sexo con hombres, trabajadores sexuales masculinos, personas transgénero y usuarios de drogas inyectables con una subvención del Fondo Mundial para el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria en su Ronda de financiamientos número 9. Entre las actividades del Proyecto, México se compromete a identificar aquellas estrategias de prevención con evidencia de efectividad en la prevención del VIH entre las poblaciones en mayor riesgo de VIH en México. Para ello realiza un Inventario[7] de las estrategias de prevención, en que Relaciones saludables se identifica como una estrategia de prevención secundaria recomendada para su implementación con personas con VIH en México.

 

Adaptación de la estrategia Relaciones saludables para la implementación de intervenciones de prevención secundaria en personas con VIH (PVV), de acuerdo al indicador 3.1 del Proyecto de México al Fondo Mundial

En 2013, Vivir. Participación, Incidencia y Transparencia, A.C., con financiamiento del CENSIDA, adapta por segunda ocasión al contexto mexicano la estrategia Relaciones saludables en una muestra seleccionada de 790 personas con VIH del Estado de México, principalmente usuarios de 5 CAPASITS: Nezahualcóyotl, Ecatepec, Tlalnepantla, Naucalpan y Toluca y 2 SAIS: Atizapán de Zaragoza y Cuautitlán México, con el objeto de mejorar las intervenciones de prevención secundaria entre las personas beneficiarias de la implementación del proyecto del Fondo Mundial en México.

 

Contexto mexicano

La adaptación de la estrategia Relaciones saludables tuvo como contexto el mexicano de acceso universal a los servicios de salud, política pública emprendida por el Gobierno Federal y respaldada por los gobiernos estatales en México, garantizado por el ejercicio del derecho a la salud que observa el Seguro Popular, entidad de la Secretaria de Salud, cuyos afiliados, en este caso personas con VIH, en su mayoría de escasos recursos económicos o en pobreza extrema, se benefician de los servicios que ofrece el CAPASITS y SAIS. Cabe mencionar que el contexto de las personas con VIH también se caracteriza por la pobreza, el subempleo y el estigma y la discriminación en contra de la orientación sexual y el género, que se acentúa crudamente en las personas con VIH, pero especialmente la perturbadora ausencia de procesos de movilización social y de participación en procesos de gestoría de pares entre los mismos usuarios de dichos servicios de VIH para lograr el acceso a servicios de atención integral y de calidad que debieran ofrecer los CAPASITS y SAIS en México.

 

Implementación de la adaptación de la estrategia Relaciones saludables

  • Alcance comunitario cara a cara y entre pares

    Como parte de la adaptación, se efectuaron actividades de alcance comunitario cara a cara y entre pares, es decir promotores capacitados en la estrategia Relaciones saludables, que también era personas con VIH, efectuaron actividades de alcance entre 610 personas con VIH, usuarios de los CAPASITS Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Naucalpan, Ecatepec y Toluca y los SAIS Atizapán de Zaragoza y Cuautitlán México. Los promotores hablaban con sus pares acerca de la estrategia Relaciones saludables y del Proyecto del Fondo Mundial en México, reclutando participantes para los talleres programados y obsequiando paquetes de insumos de prevención secundaria como condones, tubos de lubricante y material educativo impreso.

    Resultado: 610 personas con VIH fueron alcanzadas por promotores capacitados en Relaciones saludables, representados de la siguiente manera: 508 son HSH (83%), 89 mujeres (15%) y 13 TTT (2%). La mayoría (35%) tiene entre 30 y 39 años de edad, seguida por el grupo etario de 20 a 29 años (29%) y el grupo de 40 a 49 (21%). Aunque también fueron alcanzadas algunas personas menores de 20 años y otras mayores de 50.

  • Capacitación comunitaria
  • El alcance comunitario entre personas con VIH permitió reclutar a los participantes de 9 talleres de Relaciones saludables programados en las instancias de salud citadas. En total 180 personas con VIH fueron capacitadas en la estrategia Relaciones Saludables, provenientes de 49 municipios del Estado de México.

    ¿En qué consiste el Taller Relaciones saludables?

    El taller Relaciones saludables tiene una duración de un día y comprende tres sesiones de trabajo grupal: i) Revelación a familiares y amigos, ii) Revelación a la pareja y iii) Construir relaciones más saludables y seguras.

    Las sesiones se imparten a grupos de 6 a 10 participantes en grupos de hombres y mujeres con VIH.

    En cada una de las sesiones, se realizan una serie de ejercicios como conversaciones en pequeños grupos como juegos de roles, ejercicios de modelado o simulacros de diálogos entre personas con VIH para ejercitar la asertividad, la resolución de problemas y la toma de decisiones informadas para compartir con los demás su estatus serológico y practicar relaciones sexuales saludables, seguras y placenteras.

    Las sesiones también comprenden también lecturas de historias de vida, material educativo impreso como folletos y carteles y exhibición de cortos de video con escenas de revelación del estatus serólogico a otras personas.

    En los ejercicios de modelado, los participantes reciben retroalimentación personalizada acerca de sus propias prácticas sexuales de riesgo, y con la ayuda de la intervención grupal, desarrollan estrategias para mantener relaciones sexuales satisfactorias que los protegen a ellos mismos y a sus parejas sexuales.

    Resultado: 180 personas fueron capacitadas en Relaciones saludables, representadas de la siguiente manera: 127 son HSH (71%), 49 mujeres (27%) y 4 TTT (2%). La mayoría (41%) tiene entre 30 y 39 años de edad, seguida por el grupo etario de 20 a 29 años (28%) y el grupo de 40 a 49 (16%). Aunque también recibieron el taller algunas personas menores de 20 años y otras mayores de 50.

     

    Medición de conocimientos y actitudes

    La capacitación comprendió una evaluación basada en dos cuestionarios uno aplicado al inicio y otro al final de cada taller, con la finalidad de corroborar qué conocimientos y actitudes tenían los participantes antes de la intervención y en qué medida se incrementaban los conocimientos y se modificaban las actitudes al término de la misma. De este modo, los resultados demuestran que la estrategia Relaciones Saludables benefició a quienes participaron en su adaptación, como se presenta el siguiente cuadro.

    En el siguiente Cuadro se puede observar cómo se incrementan los conocimientos y actitudes de los participantes antes (PRE) y posteriormente (POST) a la intervención de Relaciones Saludables.

    Aseveraciones

    PRE

    POST

    La estrategia Relaciones Saludables se centra en el desarrollo de habilidades y construcción de expectativas de autoeficacia y positivas sobre nuevas conductas.

    F

    V

    82%

    F

    V

    83%

    Una de las metas es lograr que las personas desarrollen habilidades para el uso del condón con parejas sexuales nuevas o habituales.

    F

    V

    81%

    F

    V

    81%

    Relaciones Saludables busca que la persona que vive con VIH pueda compartirlo con sus parejas y familiares.

    F

    V

    78%

    F

    V

    82%

    Una de las metas es lograr que la persona tenga menos relaciones sexuales sin protección.

    F

    V

    46%

    F

    V

    52%

    Compartir con las personas más allegadas que se vive con VIH requiere de un proceso de desarrollo de habilidades.

    F

    V

    75%

    F

    V

    81%

    Las prácticas sexuales desprotegidas representan la posibilidad de infección por VIH y otras ITS.

    F

    V

    90%

    F

    V

    97%

    Identificar los pros y contras de compartir con familiares y parejas sexuales que se vive con VIH es una meta de Relaciones Saludables.

    F

    V

    90%

    F

    V

    92%

    El cambio de comportamiento sexual requiere de adquirir mayor conocimiento y modificar actitudes de las personas en mayor riesgo de infección por VIH y otras ITS.

    F

    V

    80%

    F

    V

    81%

    Siendo asertivos podemos comunicarnos de manera más adecuada expresando lo que sentimos.

    F

    V

    89%

    F

    V

    90%

    Los prejuicios pueden impedir que una persona con VIH comunique adecuadamente su estatus a otras personas.

    F

    V

    68%

    F

    V

    82%

    Compartir el estatus de vivir con VIH puede significar una oportunidad de crecimiento personal.

    F

    >V

    66%

    F

    V

    83%

    El personal de salud no puede revelar la condición de una persona de vivir con VIH ante el deseo de otras personas sin su consentimiento.

    F

    V

    80%

    F

    V

    83%

    Vivir con VIH implica adquirir nuevas responsabilidades como el autocuidado sexual, estar más al pendiente de la salud y lograr un crecimiento personal.

    F

    V

    83%

    F

    V

    88%

    F=Falso V= Verdadero

 

Materiales educativos de apoyo

Con el objeto de apoyar la intervención Relaciones saludables, se diseñaron e imprimieron el manual “Relaciones saludables para personas con VIH”, el tríptico “Sexualidad saludable, segura y placentera” y el cartel “Dar la cara”, que se distribuyeron entre los usuarios de los CAPASITS y SAIS que participaron en las actividades del proyecto.

Haga clic en la imagen para descargar el archivo.

rs-manual  rs-cartel  rs-triptico

 

Municipios beneficiados

49 municipios del Estado de México fueron beneficiados por las actividades del Proyecto. La adaptación de la estrategia Relaciones saludables se implementó en 7 municipios del Estado de México: Atizapán de Zaragoza, Cuautitlán, Ecatepec, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla y Toluca, pero indirectamente alcanzó a personas con VIH residentes de 49 municipios del Estado de México: Acolman, Almoloya, Atizapán de Zaragoza, Chalco, Chiautla, Chicoloapan, Chimalhuacán, Chinconcuac, Coacalco, Cuautitlán Izcalli, Cuautitlán México, Distrito Federal, Ecatepec, El Oro, Huehetoca, Huixquilucan, Ixtapaluca, Jilotepec, Jilotzingo, Jiquipilco, Juchitepec, Lerma, Los Reyes La Paz, Melchor Ocampo, Metepec, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Nicolás Romero, Ometepec, Otzolotepec, Ozumba, Papalotla, Progreso, San Mateo Atenco, Tecamac, Temamatla, Temascalapa, Temoaya, Tenancingo, Tepotzotlan, Texcoco, Tlalnepantla, Toluca, Tultepec, Tultitlan, Villa de Allende, Villa del Carbón, Xonacatlan, Zinacantepec y Zumpango.

 

Conclusiones y discusión

  • Fue notoria entre los participantes recién diagnosticados una gran necesidad de compartir con las personas cercanas su estatus serológico. Los ejercicios modelados permitieron que personas con VIH diagnosticadas tiempo atrás ayudarán a sus pares a encontrar la estrategia adecuada para “decir a los demás que se es una persona con VIH”, reconociendo, de este modo, que las redes sociales de apoyo pueden ser de gran ayuda en el proceso del duelo y el pesar y ayudar al apego y adherencia a los tratamientos antiretrovirales que si se enfrenta estos procesos de manera aislada.
  • Los participantes identificaron los beneficios implícitos y explícitos de contar con el apoyo de la familia, la pareja y los amigos para afrontar un diagnóstico de VIH al compartir el estatus serológico con otras personas. No obstante, todos reconocieron que se acentuaba el estigma y la discriminación por razones de género y orientación sexual reconociendo, con ello, obstáculos mayúsculos para compartir con los demás el estatus serológico. >
  • Aunque los participantes reconocieron los efectos positivos de comunicar el estatus de VIH a los demás, no todos dijeron estar seguros de hacerlo en corto plazo, entre otras razones, por temor a la discriminación y al rechazo de familiares, amigos y pareja, identificando en el apoyo entre pares un motivo para iniciar el proceso de revelación del estatus serológico.
  • Los participantes desarrollaron habilidades para compartir, con las personas más allegadas, que viven con VIH, lo que ha implicado identificar los pros y contras de compartir con familiares, amigos y parejas sexuales que es una persona con VIH.
  • Si bien la estrategia original incluye, entre otras cosas, la proyección de videos con testimonios y fragmentos de películas para ejemplificar los temas desarrollados en los talleres; debido a costos y dificultad para conseguir el material audiovisual, en esta adaptación se optó por otros recursos como testimoniales escritos para suplir esta carencia, sin que la calidad de los talleres implementados se vea mermada.

 

Elementos básicos de Relaciones saludables[8]

Los elementos básicos son las partes de una intervención que deben realizarse y no se pueden cambiar.Relaciones saludables tiene 5 elementos básicos:

  • Definir estrés y reforzar en las personas infectadas por el VIH las habilidades para afrontar 3 áreas de su vida:
    • Revelar el estatus de VIH a familiares y amigos.
    • Revelar el estatus de VIH a parejas sexuales y parejas que comparten jeringas.
    • Construir relaciones más saludables y seguras.
  • Utilice el modelado, juego de roles y retroalimentación para enseñar y practicar habilidades para hacer frente al estrés.
  • Enseñar a los participantes habilidades de toma de decisiones con respecto a revelar su estatus de VIH.
  • Proporcionar a los participantes la retroalimentación necesaria para motivarlos a cambiar sus comportamientos de riesgo y continuar con conductas sexuales protegidas y seguras.
  • Utilizar cortos de video de calidad para configurar escenarios sobre la revelación del estatus de VIH y reducción de riesgos para estimular discusiones y juego de roles.

Financiamiento: Secretaría de Salud del Gobierno Federal en México, a través del Centro Nacional para la Prevención y Control de SIDA (CENSIDA) en su Convocatoria Pública para la Implementación de Estrategias de Prevención Combinada para el fortalecimiento de la respuesta ante el VIH y el SIDA 2013.

 



[1] Kalichman S.C., Rompa D., Cage M., et al. (2001). Effectiveness of an intervention to reduce HIV transmission risk

   in HIV-positive people. American Journal of Preventive Medicine, 21(2), 84–92.  

[2] Kalichman S.C., Rompa D., Cage M. (2005). Group intervention to reduce HIV transmission risk behavior among

   persons living with HIV-AIDS. Behavior Modification, 29(2), 256–285.

[3] Few TE. Hall D., Pyeatt M. (2010).Healthy Relationships. A small group-level intervention with

people living with HIV (Manual), University of Texas Southwestern Medical Center.

[4] CDC - Healthy Relationships - Risk Reduction - Compendium of Evidence-Based HIV Behavioral Interventions. Page last

   reviewed: April 15, 2013. En internet: http://www.cdc.gov/hiv/prevention/research/compendium/rr/healthyrelationships.html

[5] Flores F, Chapa A, Almanza M, Gómez A. Adaptación del programa de intervención <<Relaciones saludables>> a

grupos de México que viven con el virus de la inmunodeficiencia humana. Acta Psiquiátr Psicol Am Lat. 2011,

   57(1):29-38.

[6] Bandura, A. (1994). Social cognitive theory and exercise of control over HIV infection, en R. J. DiClemente y J. L.

   Peterson (eds.), Preventing AIDS: Theories and Methods of Behavioral Intervention. Nueva York: Plenum Press.

[7] CISIDAT, (2012), Inventario histórico de las estrategias de prevención, adaptación y aprobación para guías temáticas de las intervenciones específicas.

[8] Relaciones saludables Healthy Relationships en Guías de intervenciones seleccionadas, incluida en Inventario histórico de estrategias de prevención, adaptación y aprobación para guías temáticas de las intervenciones específicas, CISIDAT, 2011.